Marvin Joseph/The Washington Post via Getty Images

Comportamiento extraño: perro descubierto observando constantemente una pared por una razón interesante

By: Deborah Hughes | Published: Dec 02, 2021

Crosby es un perro feliz y juguetón de un hombre llamado George Miller. Al igual que cualquier otro perro, esperaba fielmente cerca de la puerta cada tarde, sacudiendo su cola en anticipación de que su amado dueño regresara a casa del trabajo. Entonces, de la nada, todo cambió.

La personalidad del perro feliz cambió de la noche a la mañana. Pasó de ser un acompañante atento a una criatura obsesionada con mirar la pared sin razón aparente. Preocupado por este extraño comportamiento, el dueño de Crosby decidió investigar y llegar al fondo de esto. Lo que encontró fue algo que nadie podría haber anticipado. Sigue leyendo para descubrir por qué algunas mascotas se obsesionan con mirar puntos particulares en la pared.

1. Viviendo solo en una nueva ciudad

Tener un lugar para ti mismo donde puedas hacer lo que quieras suena como una buena idea. En tu propio espacio privado, puedes experimentar un tipo diferente de libertad. Al mismo tiempo, tener tu propia casa te enseña a ser independiente.

Advertisement

George McAdam/Facebook

Si bien tiene sus ventajas, no podemos negar que a veces se siente solitario, ¿verdad? Dado que los humanos son seres sociales por naturaleza, no podemos evitar anhelar el afecto y la conexión. Entonces, la estrella humana de nuestra historia, George Miller, decidió que encontrar un compañero peludo sería una excelente manera de reducir sus sentimientos de soledad.

Advertisement

2. Presentando a Crosby

Con la esperanza de sentirse menos solo mientras se acostumbraba a su nuevo entorno, el soltero de 29 años decidió adoptar un perro para que le haga compañía. Los perros son comúnmente conocidos como los mejores amigos del hombre por una razón. Son manojos de alegría de cuatro patas capaces de impulsar instantáneamente tus hormonas felices.

Advertisement

James Devaney/GC Images

George nombró a su peludo compañero Crosby. Se sintió de inmediato como si estuvieran destinados a encontrarse el uno al otro. George Miller y su nuevo amigo, Crosby, no tuvieron problemas para llevarse bien. No obstante, todo eso cambió cuando el perro hizo algo fuera de lo común.

Advertisement

3. ¿Hay algo mal, Crosby?

Al igual que cualquier otro dueño de perro, George Miller se aseguró de formar un fuerte vínculo con Crosby al apegarse a una rutina diaria. Iban a pasear por el parque para que Crosby pudiera jugar y conocer a otros perros. George también se aseguró de alimentarlo a diario a la misma hora.

Advertisement

Ben Gabbe/Getty Images

Este fue su hábito durante años hasta que George notó algo inusual. Siempre esperaba que Crosby lo recibiera en la puerta después del trabajo, pero un día cambió este lindo hábito suyo. En lugar de menear con entusiasmo la cola, Crosby estaba enteramente ocupado con otra cosa.

Advertisement

4. El comportamiento inusual de Crosby

Después de formar un vínculo con su amigo, George se sorprendió al ver surgir este comportamiento inusual de la nada. Aunque Crosby llevaba años con él, le costó averiguar por qué su pequeño amigo se comportaba de esa manera.

Advertisement

Stephan Schulz/picture alliance via Getty Images

El comportamiento inusual de Crosby se convirtió en un misterio que George estaba decidido a resolver. Los días en que Crosby disfrutaba de sus paseos por el parque, haciéndose amigo de sus compañeros animales peludos, quedaron atrás. ¿Qué hizo que Crosby cambiara de repente?

Advertisement

5. Amigos peludos de Crosby al lado

Con su personalidad y su comportamiento amistoso, Crosby quiso hacerse amigo de los otros animales de su barrio. Muy pronto, el perro y el gato del vecino se habían convertido en sus constantes compañeros de juego.

Advertisement

Gavriil GrigorovTASS via Getty Images

Tristemente, esta amistad no duró. Crosby tuvo que despedirse de sus dos mejores amigos peludos para siempre mientras partieron al cielo animal. Sus dueños no fueron los únicos afligidos por la pérdida. Crosby también debe haberse sentido increíblemente triste. ¿Fue esta la razón de su extraño comportamiento?

Advertisement

6. Anhelo de compañerismo

Los perros, como los humanos, son seres sociales que aman estar en compañía de otros animales. Formar una manada ha sido durante mucho tiempo un instinto de supervivencia para los perros ya que dependen unos de otros para sobrevivir. Esta es probablemente la razón por la que los perros son conocidos por su lealtad.

Advertisement

Gavriil GrigorovTASS via Getty Images

Perder a sus amiguitos probablemente dejó a Crosby sintiéndose solo. No obstante, esa no fue la razón detrás de su repentinamente extraño comportamiento. Mucho después de la pérdida de sus amigos, Crosby continuó mirando la pared. Incluso dejó de dar la bienvenida a George en la puerta.

Advertisement

7. ¿Crosby estaba enojado con su dueño?

Además de no dar la bienvenida a George en la puerta, Crosby parecía constantemente distraído. Conmocionado por este comportamiento inusual, George intentó llamar el nombre de Crosby. Para su sorpresa, Crosby ni siquiera se molestó en responder.

Advertisement

Aurora Rose/Patrick McMullan via Getty Images

Con la esperanza de tratar de llamar la atención de su perro, George continuamente llamó el nombre de su perro varias veces. Aún así, no hubo respuesta. ¿Crosby estaba enojado con su dueño, o estaba pasando algo con la pared?

Advertisement

8. ¿Hay algo en la pared?

George estaba decidido a averiguar qué había captado la atención de su perro. Entonces, se acercó a su sala para ver qué estaba haciendo Crosby. Para su sorpresa, el perro solo estaba mirando la pared.

Advertisement

Marvin Joseph/The Washington Post via Getty Images

“¿Qué tiene de especial la pared?” George pensó. ¿Te imaginas lo confuso que sería ver a tu perro mirando atentamente una pared en blanco sin siquiera parpadear un ojo? George hizo todo lo posible para ver qué estaba mirando el perro, pero por mucho que buscara, no pudo encontrar nada malo en la pared.

Advertisement

9. George estaba completamente confundido

George se arrodilló para tratar de ver desde la vista del perro. También trató de buscar agujeros o grietas en la pared, pero no había ninguno. A su confusión se sumó el hecho de que no podía preguntarle a Crosby qué era.

Advertisement

Marvin Joseph/The Washington Post via Getty Images

Como todos sabemos, los perros tienen un corto lapso de atención. Por eso George estaba tan preocupado por el extraño comportamiento de su perro. Era la primera vez que veía al perro tan concentrado. Al mismo tiempo, le molestó a George que realmente pudiera haber algo mal.

Advertisement

10. ¿Qué hay de malo con la pared?

Después de fallar su primer intento de llamar la atención de su perro, George procedió a su Plan B. Trató de acariciar al perro y le preguntó qué había en la pared. Por supuesto, Crosby no pudo responderle, pero afortunadamente, esto lo regresó a sus sentidos, y su competencia de miradas con la pared terminó.

Advertisement

Fairfax Media via Getty Images/Fairfax Media via Getty Images via Getty Images

George inicialmente pensó que su perro podría tener problemas de audición de algún tipo. Afortunadamente, no había nada malo con Crosby. Podemos confirmar que todavía está perfectamente bien. Sin embargo, este no fue lo último que George vería del hábito de mirar la pared del perro.

Advertisement

11. ¿De regreso a la normalidad?

Aunque todavía estaba confundido, George se encogió de hombros, asumiendo que era solo un pequeño insecto o araña. Poco sabía él, Crosby estaba mirando algo completamente diferente. Sí, había algo arriba con ese muro después de todo.

Advertisement

Gina Ferazzi/Los Angeles Times via Getty Images

Por un tiempo, Crosby actuó como si nada hubiera pasado. Comió su cena y se fue a la cama con su dueño, olvidándose totalmente de la pared. Entonces, en medio de la noche, George despertó con un susto. Crosby no estaba allí. Algo andaba mal.

Advertisement

12. Locura de medianoche

Sintiéndose sediento y un poco sobresaltado, George se dirigió a la cocina para tomar un vaso de agua. Estaba un poco confundido después de darse cuenta de que Crosby no estaba dentro de la recámara. Después de salir de la cocina, vio a Crosby.

Advertisement

Erin Clark for The Boston Globe via Getty Images

La casa estaba completamente oscura, y George apenas podía ver nada, pero había Crosby en la sala. Había reanudado su competencia de miradas con la pared. Aunque los pelos en la parte posterior de su cuello estaban de punta, George finalmente tuvo el coraje de llegar al fondo de esta extrañeza.

Advertisement

13. Te estaré observando

Decidido a resolver este misterio, George compró una cámara de visión nocturna a primera hora de la mañana. Pensó en ponerlo en la sala de estar frente a la pared para que pudiera monitorear el comportamiento nocturno de Crosby.

Advertisement

NOEL CELIS/AFP via Getty Images

George decidió que un día de metraje no sería suficiente. Entonces, esperó dos días antes de mirar el metraje. Lo que descubrió del video no era lo que esperaba en absoluto.

Advertisement

14. La cámara fue inútil

Aunque George tenía esperanzas sobre su nueva cámara de visión nocturna, resulta que fue completamente inútil. Cuando miró el metraje, todo lo que vio era la pared en blanco sin rastros de Crosby. Imaginó que su perro solo iba a la pared cuando estaba cerca.

Advertisement

Marka/Universal Images Group via Getty Images

¿Crosby intentaba decirle algo a George? ¿Crosby estaba mirando la pared para llamar la atención de su dueño? Desafortunadamente, George tiene que resolver esto por su cuenta ya que Crosby no tenía otros medios para comunicarse con él.

Advertisement

15. Estilo de comunicación de Crosby

La mayoría de los perros ladran, saltan o rascan si quieren decirle algo a sus dueños. La forma en que Crosby se comunicaba con George fue un poco más tranquilo: se quedó con solo mirar la pared. Comenzó a sentir como si el perro estuviera apuntando a algo.

Advertisement

tcoll4111/Reddit

El trabajo de George era averiguar la razón detrás del extraño comportamiento de su perro. ¿Debería seguir enfocándose en la superficie exterior de la pared? Empezó a preguntarse si era hora de mirar más profundo. ¿Crosby estaba escuchando algo detrás de la pared?

Advertisement

16. El cambio de humor de Crosby

George aún no tenía ni pista de lo que Crosby intentaba decir. Como dice el refrán, “La paciencia es clave”, por lo que mantuvo sus sentidos encendidos cada vez que entraba a la sala de estar. Esta vez, finalmente notó algo extraño en la pared.

Advertisement

Mindy Schauer/Digital First Media/Orange County Register via Getty Images

Crosby comenzó a ladrar juguetonamente al ver a George caminar hasta el extraño lugar en la pared de la sala de estar. Fue como si Crosby estuviera extremadamente contento de que su dueño finalmente entendiera lo que intentaba decir. Parece que George estaba un paso más cerca de resolver este misterio.

Advertisement

17. Profundizando en el muro

Interpretando el ladrido de su perro como una señal, George procedió a ponerse de rodillas para poder escanear aún mejor la pared. El ladrido de su perro se volvió más fuerte e insistente. Era como si estuvieran jugando un juego de charadas.

Advertisement

Mike Morgan/For The Washington Post via Getty Images

Crosby tuvo que actuar mientras George tuvo que adivinar. Después de tratar de procesar lo que su perro intentaba transmitir, George tuvo un momento Eureka. Finalmente se dio cuenta de la razón detrás de la observación de Crosby.

Advertisement

18. Un agujero en la pared

Por último, esta investigación fue recolectando vapor. George descubrió que realmente había algo en la pared. Crosby tenía una razón genuina para su mirar fijamente. En efecto, los perros tienen grandes sentidos.

Advertisement

Gregory Rec/Portland Press Herald via Getty Images

Tras una mayor investigación, descubrió un agujero en la pared. George vio que algunos de los paneles de madera ya estaban desgastados y necesitaban reparaciones. Retiró los paneles rotos, y debajo de él vio un agujero en los paneles de yeso. Aquí es donde la historia da un giro extraño.

Advertisement

19. ¿Puedes escuchar eso?

Mientras George estaba escaneando a fondo la pared y el agujero, de repente escuchó un extraño sonido. Rápidamente descubrió que el sonido venía de detrás de la pared. Este extraño sonido probablemente fue el que había captado la atención de Crosby y lo sostuvo durante tantos días.

Advertisement

DIY Photolibrary/Construction Photography/Avalon/Getty Images

Sonaba como si alguien —o algo— estuviera atascado dentro de la pared, pero ¿cómo pudo haber sucedido eso? El agujero en la pared era demasiado pequeño para que algo encajara. La mayor pregunta del momento fue, ¿cómo sacaría George lo que estaba en la pared?

Advertisement

20. ¿Qué estaba detrás de la pared?

Después de todo lo que él y Crosby habían pasado, George decidió ir hasta el final con la esperanza de finalmente resolver este misterio. Reunió coraje y metió la mano dentro del agujero para hacerse una idea de lo que estaba pasando ahí dentro.

Advertisement

Carl Court/Getty Image

Sus ojos se abrieron en par por la incredulidad. Lo que sintió no fue en absoluto lo que esperaba. No en un millón de años se imaginó que podría haber un ser vivo dentro del muro de su casa. George trató de agarrarlo para poder sacarlo de la pared.

Advertisement

21. Una situación complicada

Cuanto más intentaba agarrarse de la cosa, más suciedad y escombros sacaba. Por supuesto, dado que la pared era gruesa, había mucho desorden de los paneles de yeso rotos. Con la esperanza de sacar lo que fuera a salvo, él seguía adelante con la misión desordenada.

Advertisement

Vince Talotta/Toronto Star via Getty Images

Desafortunadamente, su puño solo emergió con polvo, suciedad y fragmentos de paneles de yeso. Cuanto más desorden quitó, sin embargo, más claros se volvieron los sollozos de dentro del muro. Definitivamente había algo ahí dentro, pero ¿qué podría ser?

Advertisement

22. Un paso más cerca de resolver el misterio

Al escuchar los sollozos, el deseo de George Miller de rescatar a la misteriosa criatura se hizo más fuerte. Por segunda vez, estiró el brazo aún más hacia el fondo en el hoyo, con la esperanza de finalmente agarrarse al ser vivo que estaba atrapado en su pared.

Advertisement

Jeremy Papasso/Digital First Media/Boulder Daily Camera via Getty Images

Después de hacer todo lo posible para llegar al interior del hoyo, finalmente consiguió agarrar algo pequeño, cálido y esponjoso. ¿Qué podría haber ahí dentro? Este misterio se había convertido en una seria operación de rescate.

Advertisement

23. Algo pequeño y suave

Con todo el polvo y partículas de paneles de yeso que ya había sacado, George inicialmente pensó que era solo aislamiento. Sin embargo, ¡no podría haberse equivocado más! Los sollozos se hicieron más y más fuertes, mientras cerraba el puño e intentó sacar suavemente la cosa.

Advertisement

Justin Sullivan/Getty Images

Lentamente, asegurándose de no dañar a la criatura desconocida, la sacó suavemente a través de la grieta en la pared. Fue una tarea difícil, pero de alguna manera, George logró liberar a la criatura de su prisión en el muro.

Advertisement

24. ¡Crosby había escuchado a un pequeño gatito en la pared!

Después de todo el sudor, el polvo y la suciedad, George sacó con éxito a la criatura. Por último, se resolvió el misterio. Resulta que los pequeños quejidos en realidad venían de un pequeño gatito. La pregunta es, ¿cómo terminó un gatito viviendo dentro de la pared?

Advertisement

Philippe Lissac/Godong/Universal Images Group via Getty Images

Gracias a Crosby, el adorable gatito ahora estaba seguro y libre. Sin embargo, al echar un vistazo más de cerca, George notó algo raro. El gatito se parecía exactamente al gato de su vecino y al difunto amigo peludo de Crosby. ¿Podrían ser familia?

Advertisement

25. Gatito abandonado en la pared

George aún no podía comprender que dentro de su pared, una pequeña criatura viviente estaba haciendo todo lo posible por sobrevivir. Nadie sabe cómo fue capaz de entrar o cuánto tiempo había estado viviendo allí. Una cosa es segura — tenía que hacer algo al respecto.

Advertisement

Kaido Teesalu/Focus/Universal Images Group via Getty Images

A juzgar por cómo se veía, George se preguntó si el gato del vecino podría haber sido su madre. Quienquiera que fueran sus padres, parece que el pobre gatito había sido abandonado. Si estuvieras en los zapatos de George Miller, ¿llamarías al servicio de rescate de animales más cercano o simplemente adoptarías a la pequeña ternura?

Advertisement

26. Cuidado un nuevo gatito

Antes que nada, George necesitaba limpiar al pobre gatito ya que estaba cubierto de polvo. Con un paño húmedo, limpió cuidadosamente las motas de polvo del abrigo del gatito. Aunque George no tenía idea de cómo cuidar a un pequeño gato, decidió dejar que se quedara unos días.

Advertisement

birgl/pixabay

Mientras George estaba ocupado elaborando un plan para qué hacer a continuación, Crosby simplemente seguía mirando al pequeño gatito mientras meneaba su cola. Debió haber estado feliz de ver por fin a la criatura de cerca. Ciertamente le habría pedido a su dueño que lo quedara si tan solo pudiera hablar.

Advertisement

27. Un viaje al veterinario

Lo siguiente en la lista de George Miller fue llevar al gatito al veterinario. Tuvo que asegurarse de que estuviera saludable. Aunque el gatito tenía hambre y todavía estaba un poco sucio, George se sintió aliviado al escuchar que de otra manera estaba perfectamente bien.

Advertisement

Suleyman Elcin/Anadolu Agency/Getty Images

El gatito no tenía chip, por lo que era imposible buscar a su dueño a través del veterinario. Entonces, George decidió llevar su búsqueda a Facebook y publicar carteles de “gatito perdido” con la esperanza de llegar a más personas. Desafortunadamente, no recibió ninguna respuesta.

Advertisement

28. Buscando el dueño del gatito

Crosby juguetonamente meneaba su cola cada vez que miraba al gatito. Debió haber estado esperando que pronto llegara a jugar con él. Su dueño, sin embargo, estaba preocupado ya que no sabía cómo cuidar al pequeño bebé peludo. George Miller esperaba que su dueño estuviera en algún lugar cercano del barrio.

Advertisement

ADRIAN DENNIS/AFP via Getty Images

Con esto en mente, decidió ir a llamar a las puertas de sus vecinos para ver si alguien reclamaría al gatito perdido. Tristemente, nadie buscaba a un gatito perdido. No obstante, todos los vecinos compartieron una cosa en común. Todos sintieron que el gatito parecía familiar.

Advertisement

29. ¿Qué debería hacer George?

Después de no encontrar al dueño del gatito, George tuvo que tomar una decisión. Necesitaba pensar cuidadosamente porque, después de todo, quería asegurarse de que el gatito estuviera a salvo. Vio lo feliz que estaba Crosby de tener un pequeño amigo, pero desafortunadamente, George no podía permitirse el lujo de tener otra mascota.

Advertisement

Steve Parsons/PA Images via Getty Images

Pensó en pedir ayuda a un refugio de animales. Incluso pidió al veterinario que lo ayudara a tomar una decisión. Aunque nadie lo habría juzgado por ello, algo estaba impidiéndole que George diera al gatito al refugio. ¿Cuál podría ser su razón?

Advertisement

30. ¿Debería quedarse o debería irse?

En su charla con el veterinario, George dijo que no quería arriesgar la vida del gatito. El veterinario le contó directamente sobre la posibilidad de que el gatito sea eutanizado en el refugio. El refugio del condado podría no tener la capacidad de acomodar a la pequeña criatura ya que ya tenían más de 300 gatitos callejeros.

Advertisement

ANNA-ROSE GASSOT/AFP via Getty Images

Tan triste como estaba por esa noticia, George no pudo ver cómo podía quedarse con el gatito. Estaba desgarrado por lo que debía hacer. ¿Debería dejarlo salir con la esperanza de que el gatito encuentre su camino a casa? ¿O debería quedárselo?

Advertisement

31. El nuevo miembro de la familia

George finalmente tomó la decisión de adoptar al gatito. Escuchar que el gatito podría ser dormido fue demasiado para él. Por la seguridad del gatito y su propia tranquilidad, sabía que tenía que quedárselo. Además, Crosby parecía estar emocionado con la pequeña criatura.

Advertisement

STR/AFP via Getty Images

Meneando la cola de un lado a otro, Crosby parecía alegre tener un nuevo hermano. Crosby finalmente tendría otro compañero de juegos en la casa. George Miller se sintió aliviado al ver que había tomado la decisión correcta.

Advertisement

32. Crosby y el pequeño Ray-Rayo de Sol

George nombró al gatito Lil Ray-Ray. Después de todo lo que pasaron juntos, George sintió que se estaba convirtiendo en un dueño de mascota aún más responsable. Incluso prometió darle tanta atención a Crosby que podría leer cualquier cambio futuro en el comportamiento del perro más rápido.

Advertisement

Ilyas Gun/Anadolu Agency via Getty Images

Aunque George no planeó inicialmente quedarse con Lil Ray-Ray, sabe en su corazón que hizo lo correcto. Es como si Crosby y Lil Ray-Ray estuvieran destinados a convertirse en amigos de por vida. ¿No te encanta una historia con un final feliz?

Advertisement